lunes, 26 de mayo de 2008

Cadaver exquisito

Yacía a través de los años el cuerpo de una alondra como un frágil y espumoso pétalo de nardo que se tiñe de luto. Yacía vulnerable bajo el ensueño de la noche cuyos fulgurantes velones a sus plumas, meses por años marchitas, arrullaban. Yacía, despojada de pudor, frente las bocas de los sapos que entonaban elegías de triste lodo y melancólica agua. Yacía una alondra de cuerpo indolente, y sus alas eran huertos de estercolas, y su sangre era río de granada, y su lengua era manjar de vicios que embriagaba las fúnebres bocas de los gusanos.

El tiempo encargará los atavíos mortuorios hechos con los matices de la eternidad, y una ofrenda macabra argentará las llanuras oceánicas, ahora recinto de su sueño exquisito; ¡cadaver de cuerpo indolente! que ya no apaciguarás las entrañas de la tierra con relatos de luna y brisa matinal, ni anhelarás más purificar el paso descalzo de los días incestuosos con la arrogante fragancia de tu nicho

Esquema de flores silvestres viene a mi llegada,
convocando gotas de lluvia por el ritmo de las líneas,
el palacio de coral forma un espectro
de ambiente meridional que fija su origen
en la minuciosa factura de melancolía.

Supervivencia antigua de soledad
que tiembla bajo el eco de los pasos al olvido,
impulso que corre bajo
la inflexión canónica del desgarre viceral.

Tíntas sombrías y tenues relieves
se congregan en el manto estelar de la sonrrisa ajena,
presenciando el desvanecimiento de las horas conjeladas
en anhelos de juventud, mientras el subconciente relata
la historia museográfica del amante vespertino
en la insoportable levedad del tiempo.

A la luz de la luna un gato maúlla
Dominando los caminos
Primavera, verano, estaciones de la vida
Enfermo de desamor, pelaje solitario
Mirando un Renoir, pensando en el ayer
Tantas noches de insomnio ahogado
En la oscuridad de los sueños perdidos
Un suspiro al aire olvidado
Una noche de octubre soñé…

Que la luna iluminaba
los rostros perdidos
y las miradas paseadas
en el balcón del alba

de repente recordé,
el amanecer,
ese aire,
ese olvido

la vida toma sentido
cuando el rayo la ilumina
y se olvida lo que padece
cuando la luna enmudece.

El símbolo, escrito en el muro, ardió durante 7 días y 7 noches. La séptima noche, el soñador soñó que el soñado soño que el cadáver despertaba; abrió los ojos de golpe y corrió hacia un muro que ardía frente a él; se arrodilló y lanzó un grito que desgarró las entrañas del cadáver: ¡¡¡NNOOOO!!!...

El soñador despertó agitado, se volvió y vió arder el muro en el que había plasmado su sueño y del que solo podía distinguirse, en un color rojo sangre, la palabra “YO”. El soñador se llevó las manos al rostro, lloró, miró al cielo en intento sofocar un grito que ya no pudo articular…. en ese instante, el cadáver despertó…

Son las 3 de la mañana del octavo día. Mi cuerpo está entrando al horno de este extraño crematorio-atanor. El Cadáver soy Yo

3 comentarios:

Gog_Dissaor dijo...

Hola.Quiero felicitarte por tu blog.Me gustó todo lo que está aquí, sobretodo esto del 'cadáver exquisito' ya que alguna vez también escribí algo usando el nombre de este interesante juego.Jaja también lo del Gathoven está divertido.
Y bueno,viendo que te gusta mucho la música,me gustaría saber si conoces alguna página de donde poder descargar la obra de algunos compositores(en mi ciudad es casi imposible conseguir los discos,lo digo por si pensabas entrar en el tema de:no hay que descargar música etc.)pues ya que se me hace que sabes bastante de esto,bien creo que me podrías ayudar.Bueno pues a ver si pasas por mi blog(numenseductor.blogspot.com) y me platicas, orale? chido,saludos.

Luis Alvaz dijo...

órale, se nota que con tu lesión has tenido tiempo de postear mucho.
Bueno, me da gusto.
Oye, ¿en serio todo eso salió de cadáver exquisito?... yo he estado en varios, y los resultados son bastante perturbadores; en este caso, hay una ilación entre cada verso.
Bueno, luego me cuentas.
Saludos

Gog_Dissaor dijo...

Hola,pues me interesa encontrar(ojalá la tengas o me digas onde ta):

La obra de Górecki(no tengo casi nada de él),sobre todo la chidísima simfonía 3, de preferencia con la soprano Isabel Bayrakdarian.

Minimalismo en general(exceptuando ya a Górecki, a Part y a Venitzmann)

Obras de Schumann y sonatas para oboe de Vivaldi.

Ahi está , hay de donde escoger entre lo que busco así que a ver con qué me ayudas...gracias y saludos.